cómo llegar Teléfono

Algunos alimentos que no se deberían guardar en nevera

Algunos alimentos que  no se deberían guardar en nevera

Quienes trabajamos en los laboratorios de alimentos de Alicante sabemos de la importancia de la correcta conservación de los alimentos. Sabemos también que el exceso de celo  nos lleva a guardar en el frigorífico muchos alimentos que, lejos de conservarse mejor de esta manera, con el frío pueden perder gran parte de sus propiedades nutricionales.

Uno de los ejemplos más claros lo encontramos en los tomates. Rara es la casa en la que los tomates no se guardan en uno de los cajones previstos para la verdura, sin pensar que el tomate es un fruto y no una verdura. El frío del frigorífico daña las membranas inferiores del tomate y convierte la pulpa, deliciosa cuando se ha guardado a temperatura ambiente, en una pasta insípida y pastosa.

No hace falta ser un técnico de cualquiera de los laboratorios de alimentos de Alicante para saber que con las temperaturas bajas, el característico almidón de las patatas se convierte en azúcares que alteran completamente su sabor, las prepares de la manera que las prepares, por lo que las patatas deben conservarse en un espacio seco y a la sombra preferiblemente en bolsas de papel.

Tampoco les sienta nada bien el frío a los quesos secos como el manchego curado o el parmesano, que, tras pasar tan sólo un rato por la nevera ven cómo desaparece buena parte de su sabor. Hay quien, en peno ataque de lo que podríamos llamar “neverismo” guarda en el interior del frigo hasta el aceite de oliva. Claro que cuando van a cocinar se encuentran con una pasta de aspecto similar a la mantequilla, pero mucho más insípida.

Desde el Laboratorio Alilab queremos ayudarte a conservar mejor tus alimentos.

haz clic para copiar mailmail copiado